9 Consejos para una Limpieza Ecológica de tu Hogar

 

Cuidar el medio ambiente que todos compartimos es una obligación de cada uno como medida para conservar el equilibrio natural del planeta.

La misma pandemia actual, producto del desequilibrio ecológico, demuestra lo importante que para nuestras vidas es cuidar de la naturaleza, ya que es de donde obtenemos los recursos necesarios para vivir.

Con una población humana en crecimiento exponencial y destrucción masiva de bosques y sistemas ecológicos, es vital desarrollar hábitos de cuidado del medio ambiente.

En España se consumen alrededor de 1.200 toneladas de productos de limpieza al año, entre detergentes, productos multiusos para la higiene doméstica y lavavajillas, según la Asociación de Empresas de Detergentes y Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines (Adelma).

La gran mayoría terminan en los desagües de nuestras viviendas pasando a suelos, ríos y océanos. Pero, ¿es posible cambiar esta situación dándole la vuelta y convirtiendo nuestras casas en hogares ecológicos reduciendo así el impacto medioambiental?

Hemos de intentarlo por todos los medios, así que te paso nueve consejos para una limpieza ecológica de tu hogar esperando te sean útiles.

 

9 Consejos para una Limpieza Ecológica de tu Hogar

Es más sencillo de lo que parece. Te aconsejo que al acabar de leer un apartado, te pares unos minutos para meditar si lo estás cumpliendo o no y, en su caso, que medidas tomarás a fin de corregir esa falta. Empezamos entonces.

1. Empieza por no ensuciar

Esta es la primera sugerencia, intentar dejar la mugre fuera del hogar, quitarse los zapatos a la entrada, limpiarse con los felpudos, quitarse la ropa de la calle dentro de casa, dejar chaquetas y abrigos en el recibidor, etc., utilizar el sentido común para impedir la entrada de polvo y suciedad en el interior del hogar.

2. Usa detergentes y productos de limpieza ecológicos

Una limpieza ecológica empieza por ser consciente de la agresión al medio ambiente que producen una gran parte de los detergentes que vemos en las estanterías de los supermercados.

Estos productos de limpieza terminan en el desagüe contaminando el agua y como consecuencia los cultivos y alimentos, así como la flora y la fauna de los medios afectados.

Elegir entre productos libres de fosfatos, compuestos que eliminan el oxígeno del agua (eutrofización) provocando la muerte de plantas y peces, es un paso imprescindible si queremos proteger nuestro Planeta.

Desde abrillantadores, multiusos, detergentes para la ropa, lavavajillas, etc., para todos ellos ya existen en el mercado alternativas ecológicas que ayudan a la conservación del medio ambiente además de ser económicas a sus alternativas contaminantes.

3. Limpia a menudo

Es mejor limpiar poca suciedad a menudo que dejar que se acumule y necesitar de limpiezas profundas con productos concentrados con mayor poder agresivo y contaminantes.

4. Usa productos naturales o ecológicos

Según un estudio publicado por la prestigiosa revista científica "Science”, en las ciudades, los productos de limpieza, perfumes, higiene personal, pinturas y pesticidas, ya son responsables del 50% de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles a la atmósfera, intoxicando el aire que respiramos.

El uso de productos ecológicos y naturales para la limpieza reduce o elimina el uso de lejía, cloro, conservantes, fosfatos, etc. que además del daño a la naturaleza tienen efectos enormemente perjudiciales para la salud.

5. Usa detergentes concentrados

Al elegir un producto limpiador, optar por uno concentrado que necesite de una menor cantidad de producto. De esta manera multiplicaremos su duración, ahorrando dinero pero sobre todo, más envases de plástico inútiles y contaminantes. 

6. Reutiliza los envases

Con productos concentrados, se alarga la vida de los envases dejando menos plásticos en el entorno. 

7. Usa solo la cantidad necesaria

Recuerde usar las dosis recomendadas por los fabricantes. Disminuyendo la cantidad usada, ahorraremos dinero a la vez que cuidaremos el medio ambiente.

Además, también hay que reducir el uso de detergentes especiales como suavizantes, por ejemplo, porque implican una acumulación de envases y productos en la vivienda, fuente de suciedad y bacterias. 

8. Consume productos NO PERFUMADOS

El olor de los productos perfumados hace que la vivienda huela bien que no quiere decir que la casa esté limpia, son dos cosas distintas e independientes.

Muchos de los perfumes artificiales llevan ftalatos que son contaminantes hormonales. Hay que fijarse también en la composición cuando se eligen ambientadores sintéticos o suavizantes para la ropa. 

9. Ventila a diario

La ventilación reduce la concentración de contaminantes dentro de la vivienda, además reduce las partículas acumuladas incluso en las partes menos accesibles. Ventila al menos dos veces al día.

 

Para Acabar

Parece que los principales causantes de la degradación del medio ambiente sean empresas que liberan al medio ambiente contaminantes como el metano.

Esto es un problema que esperemos se resuelva pronto. 

Por nuestra parte, si toda la población mundial pusiera su grano de arena simplemente mirando lo que compra y siendo consciente de qué es lo mejor para la naturaleza y el medio ambiente, sería la contribución definitiva para asegurarnos un ambiente limpio y sano.

¿Te animas a ser consciente de cómo puedes ayudar a un medio ambiente más limpio y sano para todos?



 

©2021-2022 Hogar Biológico - Barcelona (España) / Términos y Condiciones / Política de Privacidad